General archivos - Pedro Vázquez Flamenco
No tengo tiempo para estudiar guitarra. Cómo estudiar guitarra y tener tiempo para las demás cosas

No tengo tiempo para estudiar guitarra. Cómo estudiar guitarra y tener tiempo para las demás cosas

No tengo tiempo para estudiar!!!!

Estudio, pero no veo avances o resultados…

Me siento, cojo la guitarra, pero doy vueltas como un hamster y no termino de hacer nada.

Estas son algunas de las frases más repetidas por mis alumnos cuando hablo con ellos y les pregunto cómo les ha ido la semana.

 

Lo cierto y verdad es que esta situación nos pasa un poco a todos en algún momento. No es nada ajeno ni especial de las personas que empiezan a tocar, porque a los que llevamos ya más de 30 años haciéndolo tenemos momentos en los que también nos pasa.

 

Coges la guitarra, te sientas, abres el libro de ejercicios, el de partituras, la falseta que quieres montar y llegado el momento te bloqueas. Y comienza un proceso muy interesante que es dar bandazos de un lado a otro durante todo el tiempo que has estado sentado y cuando terminas tienes la sensación de que no has hecho nada.

Es una sensación desagradable, pero también te digo que no has perdido el tiempo del todo. Has estado tocando… bueno, eso ya es algo.

Lo que sí que tenemos que tener en cuenta es una serie de pautas para que esto no sea lo que nos pase a diario y la mejor manera de resolver este problema es tener claro qué es lo que vamos a hacer y ser firmes en ello. La fuerza de voluntad de la que se habla para grandes retos como perder peso o dejar de fumar también es más que necesaria y obvia para estudiar un instrumento tan difícil como la guitarra.

EMPIEZA POR EL PRINCIPIO

Parece una obviedad pero a veces intentamos hacer, como decía Fito, la casa por el tejado.

Planifica!!!! Esto es fundamental. Te va a llevar como mucho… ¿cinco minutos? Esos cinco minutos te van a ahorrar un montón de quebraderos de cabeza, te lo aseguro.

Imagen de <a href="https://pixabay.com/es/users/lobostudiohamburg-13838/?utm_source=link-attribution&utm_medium=referral&utm_campaign=image&utm_content=292994">Thomas Ulrich</a> en <a href="https://pixabay.com/es/?utm_source=link-attribution&utm_medium=referral&utm_campaign=image&utm_content=292994">Pixabay</a>

Una vez que tengas planificado el estudio, empieza a hacerlo

y no pares hasta que llegues al final del mismo. No decaigas e intenta no tener ningún tipo de “agente externo” que te distraiga… Cuando hablo de agentes externos me refiero sobre todo al Whatsapp, FACEBOOK, Instagram… todos estos agentes externos que nos bombardean a notificaciones constantes de likes, comparticiones y vídeos y estados que acaban de actualizarse… Pon el móvil en silencio y estudia.

CÓMO ORGANIZAR UNA SESIÓN DE ESTUDIO

Te voy a poner un ejemplo con lo que hago yo diariamente para poder estudiar.

PLANIFICACIÓN.

Como te he dicho antes, esto te va a llevar 5 minutos hacerlo, pero te va a salvar el día. En esta planificación debes tener en cuenta desde cuánto tiempo le vas a dedicar al estudio de hoy (20 minutos, 1 hora, 2 horas…) hasta por supuesto los descansos, que son fundamentales para que cuando te pongas sentado en tu silla no llegue un momento en el que estés cansado y creas que es porque ya has hecho lo que tenías que hacer durante la sesión de hoy. Además será el momento de decidir qué vamos a estudiar: ¿técnica? ¿un nuevo tema? ¿un tema que ya tenemos pero que hay que “limpiar”? ¿vamos a componer*?

*La composición también se puede trabajar y se puede estudiar… cómo decía el Maestro Paco de Lucía, las musas son fundamentales para componer, pero que cuando te visiten, te pillen con la guitarra en la mano 😉

ORGANIZA EL MATERIAL.

A ver… este tema es complicado… Cuando le comento a mis alumnos que están empezando a tocar que con 20 minutos al día es suficiente para aprender a tocar, una de las cosas que siempre les digo es que 20 minutos cunden muchísimo depende de cómo te organices. Si le das al crono y empiezas a sacar la guitarra, el material, planificas, etc, etc… pues te has comido 10 minutos y ¡¡¡no has hecho nada!!!! Por lo tanto, el segundo paso que debemos dar es el de organizar el material. Ya hemos planificado qué vamos a practicar hoy, por lo tanto, vamos a coger el resto de herramientas que nos hacen falta para sentarnos a estudiar.

En mi caso, lo que siempre hago es: sacar el atril, el banquito reposapié, las partituras o libro de ejercicios que vaya a practicar, la silla con la que siempre estudio y el móvil, ¿el móvil? Sí… el metrónomo que es fundamental para que el estudio sea bien aprovechado y bien hecho.

Ea! Pues ya tenemos todo ¿no? Pues ahora vamos a empezar a tocar.

CALENTAMIENTO.- Esta fase es quizá las más importante de las que vamos a hacer a la hora de estudiar. Calentar. Siempre digo lo mismo. Nuestros dedos de las manos derecha e izquierda en el momento que empezamos a tocar se convierten en auténticos atletas de élite. Y como tales debemos tratarlos. A ningún deportista de élite se le ocurriría salir a jugar sin haber hecho un calentamiento previo. Por lo tanto, nuestro calentamiento debe estar siempre presente en el estudio que vayamos a hacer.

Truco: Aprovecha el calentamiento para ejercitar la técnica… es lo que yo hago. Empiezo suave con arpegios y voy subiendo el nivel poco a poco tanto en velocidad como en intensidad.

No olvides hacer estiramientos, antes, durante y después de los ejercicios. Estira músculos, tendones tanto de las manos como de los brazos y también es importante que estiremos el cuello… No queremos provocarnos una lesión tan temida como las tendinitis que son fatales para todos los músicos.

QUÉ DEBE INCLUIR EL CALENTAMIENTO

En un calentamiento no deben faltar todas las técnicas que habitualmente utilizas en lo que posteriormente vayas a tocar. Para eso existen multitud de ejercicios que ya conoces o que puedes aprender en www.pedrovazquezflamenco.com.

Deberás ir alternando ejercicios de

  • Picados,
  • Pulgar,
  • Arpegios,
  • Alzapúa…
  • y así sucesivamente. 

Para que te hagas una idea, en mi nivel, necesito aproximadamente una hora para calentar antes de una actuación… cuando me pongo a estudiar, lo primero que hago es hacer un calentamiento acorde al tiempo que voy a utilizar para estudiar, normalmente, un 40% de ese tiempo se lo dedico a calentar concienzudamente todas las técnicas. Así que si vas a estudiar una hora, reserva los primeros 20 minutos para calentar.

COMIENZA A ESTUDIAR

Una vez que hemos terminado el calentamiento, toca estudiar.

En mi caso, suelo estudiar falsetas que en ese momento me sean necesarias o bien para un concierto o bien que puedan inspirarme para algo que esté componiendo en ese momento.

Lo fundamental en esta parte del estudio, es la LENTITUD. Estoy aburrido de decírselo a mis alumnos, pero la clave de todo está en hacerlo todo lentamente… la velocidad ya vendrá. En el momento en el que nos ponemos a estudiar algo nuevo, tenemos que ser pacientes y ver cómo poco a poco los dedos empiezan a ir tomando forma a la vez que los sonidos comienzan a tener sentido. Pero este proceso debe realizarse de menos a más y por supuesto, siempre acompañado de nuestro “querido” metrónomo.

REPASA TEMAS YA MONTADOS

Sea lo que sea que estés estudiando, siempre debes dejar un pequeño hueco al final de tu estudio para repasar temas que ya tengas montados.

Si no haces esto correrás el “absurdo” riesgo de que se te vayan, no olvidando, porque es difícil que se olviden, pero se ensuciarán, y cuando quieras darte cuenta tendrás que comenzar a estudiarlos de nuevo en el modo lento… algo que por otra parte da mucho coraje ya que los tenías listos y preparados… Así que al menos un 10% de tu tiempo, dedícalos a repasar.

DESCANSA

Fundamental.

Por muy inspirado o inspirada que te sientas, no puedes estudiar 3 horas seguidas. Sería una locura y estarías buscando una lesión en forma de tendinitis en alguna de tus manos, codos, hombros, lesiones de espalda… Por lo tanto, DESCANSA.

Yo personalmente recomiendo utilizar el método Pomodoro. ¿Lo conoces, no? Si no lo conoces, ya estás tardando en descargar la “Guía para convertirte en un guitarrista PRO” donde te lo explico detalladamente.

Te aseguro que con este método el tiempo de estudio te cundirá como nunca antes te había cundido… así que, Pomodoro y aaaaaaa eeeeesssssssstuuuuuuuuuudiiiiiiiaaaaaaaarrrrrrr.

FINALIZA Y RELÁJATE.

Al terminar el estudio, debes sentir una sensación de plenitud, de que has hecho lo que tenías que hacer y como lo querías hacer… por lo tanto… si terminas de estudiar y has repasado todo lo que tenías que repasar, lo que toca ahora es relajarse.

No olvides que una vez recogido todo, deberás estirarte un poco para que los músculos, tendones y huesos sientan el alivio de haber estado trabajando duro para hacer de ti un guitarrista excepcional.

Y como siempre, si tienes alguna duda o sugerencia, o necesitas algún consejo para seguir avanzando como guitarrista, no dudes en ponerte en contacto conmigo. Estaré encantado de ayudarte en tu reto de dominar la guitarra y ser feliz cumpliendo uno de tus sueños: TOCAR LA GUITARRA.

 

¿Cuál es el mejor momento para aprender a tocar la guitarra?

¿Cuál es el mejor momento para aprender a tocar la guitarra?

Esta es una pregunta bastante recurrente. En multitud de ocasiones vienen a preguntarme sobre cuál es el mejor momento para aprender a tocar la guitarra, cómo aprendí a tocar, cuánto tiempo hace o si es difícil o no, y esto es lo que respondo siempre.

Si hay algo que he aprendido en estos últimos años en los que he ayudado a muchísimos alumnos a cumplir su sueño de aprender a tocar la guitarra de una vez es que no se puede mentir.

Tocar un instrumento musical, en este caso la guitarra, debe ser un compromiso vital. Uffff!!!! Qué fuerte ha sonado eso!!!! Pero es cierto. Si realmente quieres aprender a tocar, de verdad, no a poner acordes sin ton ni son, sino a saber qué estás tocando y porqué, eso requiere ese compromiso vital del que hablo.

Yo puedo enseñarte todos los acordes que conozco, cientos… pero si no los tocas dentro de un contexto, jamás vas a entender para qué sirven y porqué se colocan de esa forma o en ese preciso momento.

Por eso, cuando me preguntan si es difícil o no, o cómo aprendí a tocar hace más de treinta años cuando internet solo era una cosa de ciencia ficción, la respuesta es bastante sencilla… compromiso vital. Quise ser guitarrista porque entendí que la música ayudaba a cambiar a las personas. A mi me cambió, me dio mucha autoestima y además desarrollé algo que no sabía que existía en mí: la creatividad.

Y volviendo a la pregunta del título, ¿Cuándo es el mejor momento para aprender a tocar la guitarra? la respuesta es simple y sencilla. AHORA!!!! El mejor momento para empezar a tocar es justo este, en el que ya te lo has planteado, en el que ya existe en ti ese gusanillo de preguntarte ¿podría aprender a tocar? Por supuesto.

A las personas que me piden ayuda a través de internet y me dicen es que… “-Cuándo voy a tocar como tocas tú…-” Este es un camino de una vida entera… la guitarra no tiene fin y eso más que suponer una dificultad debe convertirse en una tranquilidad para ti, porque siempre vas a tener margen de mejora, en los rajeos, en los picados, en la composición, en la interpretación… y eso créeme que es genial!!!! No hay límites, o mejor dicho, los límites los pones tú.

Siempre le digo lo mismo a la gente que me pregunta cómo es posible tocar como toco yo… y créeme, tan sencillo como querer tocar, porque si no me equivoco, debes tener dos manos, diez dedos y una cabeza… pues si tienes esas partes del cuerpo, eres exactamente igual que yo. Por lo tanto, puedes tocar exactamente igual que lo hago yo.

«La verdad», el gran consejo del Maestro Manolo Sanlúcar.

Hace unos años tuve la suerte de participar en el Curso Internacional de Guitarra de Córdoba recibiendo clases de Maestro Manolo Sanlúcar. Ese mismo verano había recibido clases de otro de los grandes, Rafael Riqueni. Pues bien, cuando llegué a la primera clase, con mi guitarra, parapetado de miedos y complejos, el maestro nos habló de “la verdad”.

Con Manolo Sanlúcar

Con el Maestro Sanlúcar en el Curso Internacional de Guitarra de Córdoba (2014)

Al principio no tenía ni idea de a qué se refería con eso de “la verdad”. Y es que en la guitarra flamenca, más allá de las florituras, de los picados estratosféricos o del acorde imposible con una apertura digna de un circo, lo que realmente importa es eso… la verdad. Cuando subes a un escenario tienes que ser honesto contigo y con el que está escuchando. El arte flamenco no es nuestro, es de nuestra cultura, de los que lo vivieron, de los que lo vivimos y de los que lo vivirán. Por eso tenemos la obligación de “decir la verdad” con nuestra guitarra.

Esa lección tan aparentemente sencilla que me dio el maestro Sanlúcar cambió mi manera de tocar absolutamente. De tocar y de sentir. Al final la música no deja de ser un lenguaje y ese lenguaje tiene que ser claro, limpio y lleno de verdades. Seguro que no se te ocurriría ir por la vida contando mentiras a diario, entre otras cosas porque en cualquier momento la gente se daría cuenta o se haría realidad ese refrán tan castellano de “Se coje antes a un mentiroso que a un cojo”. Pues con nuestro lenguaje debe ser igual.

Otra de las cosas que aprendí ese verano imborrable en las clases del Maestro Sanlúcar fue que para ser un buen guitarrista lo importante no es ese picado estratosférico o los acordes circenses, sino saber lo que uno quiere decir y tener la técnica y los conocimientos suficientes para poder hacérselo llegar al espectador y eso no se consigue en un día ni dos… eso es una vida desarrollando tu propio lenguaje, aprendiendo y bebiendo de las fuentes antiguas y buscando dentro de ti sobre cómo quieres decir las cosas con tu guitarra y con tu música.

La noche del último día de curso, tenía una actuación con la Peña Flamenca de Aracena (Huelva) y yo estaba en Córdoba. Me llevé todo el día montado en trenes hasta poder llegar a mi destino y puedes creerme que cuando me subí al escenario, el Pedro que se subió era un guitarrista diferente al que se hubiese subido una semana antes. Ya no tenía prisa, no quería “demostrar” nada, solo quería acompañar al cantaor, hacérselo fácil y sobre todo decir la verdad y que la gente lo sintiera.

Así que si te preguntas, cuándo es el mejor momento para empezar a tocar la guitarra, no lo dudes, es AHORA. Este es el mejor momento. Tienes las herramientas, tienes la oportunidad de ver muchos vídeos por todos lados pero sobre todo tienes la oportunidad de que alguien que ha pasado por lo mismo que has pasado tú pueda ayudarte.

Si quieres saber más sobre cómo comenzar, por dónde empezar o qué es lo primero que tienes que hacer para echar a andar, no dudes en ponerte en contacto conmigo y te ayudaré encantado.

Y ahora, si quieres empezar a tocar desde ya, te propongo dos cosas que debes hacer:

Descarga la "Guía para convertirte en un Guitarrista PRO"

Si aún no la tienes… ya estás tardando, porque además de todos los consejos y recomendaciones que te doy es totalmente GRATUITA

Accede al "Curso Básico de Acordes de Guitarra"

En este curso, que también es GRATIS, podrás aprender lo acordes fundamentales de la guitarra: Mayores, Menores y de Séptima.

Cómo Aprender a Tocar la Guitarra de manera Rápida y Sencilla.

Cómo Aprender a Tocar la Guitarra de manera Rápida y Sencilla.

Si alguna vez te han dicho que existe una manera de aprender a tocar la guitarra de manera RÁPIDA Y SENCILLA, ¡¡¡avísame por favor!!!!

La Guitarra como cualquier instrumento o tarea que queramos realizar en la vida, requiere su tiempo, su espacio, su forma. Todo eso de: “Aprenda a tocar la guitarra en 15 días”, “Guitarra Fácil”, “Guitarra para Dummies” etc, etc son solo estrategias de márketing para venderte un curso, un libro o algún vídeo tutorial en el que aprenderás 3 acordes que si no los trasladas a un tema o una canción no tendrán ningún sentido práctico. 

Comencé a tocar la guitarra con 12 años y recuerdo que los primeros tres acordes que aprendí fueron, Mi, La y Re. Más tarde llegó Sol y con esos cuatro acordes compuse alrededor de 4 o 5 canciones que cantaba con un grupo de amigos en una Banda llamada “Chicago´s 30” (por un videojuego de spectrum de la época)

Mi inquietud musical me llevó a querer saber más y más y grababa en VHS programas de flamenco que entonces emitía Canal Sur Televisión en Andalucía. Los programas eran los viernes por la noche y los sábados por la mañana me levantaba con mi guitarra en mano e iba visualizando las actuaciones de Tomatito, Camarón, Paco de Lucía… De ahí iba pillando acordes que no supe cómo se llamaban hasta años después. 

Y por qué cuento todo esto te estarás preguntando… Pues porque hoy es muy sencillo entrar en YouTube, en Facebook y ver miles y miles de tutoriales en los que puedes aprender cómo tocar esta o aquella canción; tocar el último tema de Vicente Amigo o alguno de Paco. El problema viene después, cuando vas viendo que lo que quieres hacer no es posible, no está a tu nivel, es imposible tocarlo a esa velocidad y comienza la frustración. Te lo digo porque lo he vivido al igual que tú. 

Yo tuve la fortuna de que hubo un maestro, Pedro García, hoy por hoy un gran guitarrista y amigo, que se interesó por mi inquietud y me ayudó a entender el instrumento, a tener una base de técnica de guitarra y sobre todo a guiarme en el aprendizaje, que es algo que YouTube o Facebook nunca podrán hacer. 

Por eso te digo que “Tocar la Guitarra de manera Rápida y Sencilla” es como querer jugar como Cristiano Ronaldo, Messi, Garbiñe o Nadal sin pasar por el campo de entrenamiento o sin haber empezado a aprender desde pequeñito en la plaza con tus colegas y posteriormente aprendiendo de un maestro o un profesor que te explique el porqué de las cosas y que haya pasado por lo mismo que estás pasando tú ahora mismo. 

Te voy a dar 3 consejos que a mi me hubiese gustado que me hubiese gustado que me dieran cuando empecé con 12 años:

1

No tengas prisa.

La guitarra requiere su tiempo y no puedes pretender hacer algo de manera perfecta en 10 minutos, 1 día o un mes. Es algo imposible para el ser humano. Todo tiene su aprendizaje y necesitamos ser pacientes con nosotros mismos para no sucumbir al abandono inmediato.

2

Pide ayuda.

No te obsesiones por aprender decenas de acordes fuera de todo contexto que no te servirán para nada si no los aplicas en una canción o algún tema que estés componiendo. Si alguien te guía y te da consejos porque ya ha pasado por la misma situación en la que te encuentras, todo será mucho más sencillo. 

3

Ponte pequeñas metas a corto y medio plazo.

¿Quieres aprender a tocar una Sevillana o la última canción de Pablo Alborán? Pues empieza por entender cómo se toca, qué acordes usan, qué compás están utilizando y a partir de ahí podrás ir avanzando en tu pequeño-gran reto de ir dominando la guitarra. 

 

Si aún no te la has descargado, te recomiendo que entres en mi Web www.pedrovazquezflamenco.com y te descargues la Guía sobre Cómo convertirte en un Guitarrista Pro, ahí podrás ver muchos consejos sencillos y muy útiles para aprender y avanzar con tu guitarra. 

Si te encuentras en ese punto de que no sabes por dónde empezar o no puedes seguir avanzando, entra en mi Asesoría Online Gratuita y podrás cerrar conmigo una pequeña clase de 15 minutos donde podrás explicarme qué necesitas y seguro que podré ayudarte. 

Ahora, piensa solo una cosa. Si realmente quieres Aprender a Tocar la Guitarra, este es el momento, este es tu momento. Empieza poco a poco y dite a ti mismo ¡Puedo hacerlo! Tengo dos manos, dos pies, una cabeza, dos oídos, como todos los guitarristas que conozco… así que… ¡¡¡voy a hacerlo!!! y si me necesitas, estaré a tu lado. 

 

Bienvenidos a pedrovazquezflamenco.com. Bienvenidos a mi Blog

Bienvenidos a pedrovazquezflamenco.com. Bienvenidos a mi Blog

Bienvenidos a mi mundo

Estoy orgulloso. Sinceramente embarcarme en este nuevo proyecto ha supuesto para mi todo un reto. Pero así soy yo, amante de las nuevas metas. Construir este sitio me ha abierto un mundo nuevo dentro de mi profesión.

¿Qué vas a encontrar aquí?

En este blog encontrarás artículos relacionados con la guitarra, con el aprendizaje y con las herramientas necesarias (al menos para mí), para que tu avance con la guitarra sea de manera efectivo y cuanto menos más sencillo de lo que fue para mi cuando comencé a tocar este instrumento con doce años.

Aquí analizaremos herramientas, aplicaciones; veremos aspectos generales del mundo de la guitarra como por ejemplo: qué cuerdas utilizar, como cuidar nuestra salud tanto física como mental para poder tocar mejor y más cómodos. También hablaremos de historia de la guitarra, de los guitarristas, de libros que me han ayudado e influído para avanzar, y como no, hablaré también de mis maestros y de cómo todos han ido poniendo su granito de arena para que hoy por hoy me pueda subir a grandes y pequeños escenarios a compartir mi visión sobre el maravilloso mundo de la música y del flamenco.

La Guitarra nunca se termina

Es uno de los grandes «males» de los guitarristas. Nuestra ansia de crecer, de seguir aprendiendo muchas veces se vuelve en nuestra contra, pero debemos saber que esta no es una carrera de 100 metros, sino una gran maratón que dura toda la vida.

Porque la guitarra es un instrumento de mucha exigencia y muy desagradecido en cuanto dejas de tocar unos días.

Gracias

Pequeños avances, pequeños pasos, pequeñas montañas que ir subiendo, nos darán las fuerzas necesarias para no decaer en el intento. Porque la guitarra es un instrumento de mucha exigencia y muy desagradecido en cuanto dejas de tocar unos días. Por eso te propondré fórmulas, métodos de estudio que a mí me han funcionado y que actualmente sigo utilizando para no decaer en el intento.

A todos y a todas, gracias.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
×

Hola!

Mándame un mensaje o también puedes escribirme a info@pedrovazquezflamenco.com

× ¿Cómo puedo ayudarte?